Saltar al contenido

Visita a Casa Batlló en Barcelona, otra joya de Gaudí

fotos de los balcones casa batlló

Visitar Barcelona requiere tiempo porque es una de esas ciudades españolas en las que tienes tantas cosas que ver y tantas actividades culturales y de ocio para hacer que no sabes por dónde empezar. En mi guía de qué ver en Barcelona en un día te conté algunos de los mejores planes de la ciudad catalana y, entre ellos, uno de los imprescindibles es la visita a Casa Batlló. A continuación te cuento los detalles.

Casa Batlló, visita obligada en Barcelona

Cuando hablé de la ruta Gaudí por Barcelona ya mencioné esta joya arquitectónica, pero es tan sorprendente visitarla por dentro que me he visto en la obligación de dedicarle un artículo completo.

La Casa Batlló es una obra arquitectónica modernista del gran Antoni Gaudí. Bueno, más concretamente, se trata de una remodelación del edificio encargada por la familia Batlló (una de las más populares del sextor textil en Barcelona). Previamente fue Emilio Sala Cortés, en 1875, el que diseñó el edificio en su versión original.

La esencia de Gaudí se nota, sobre todo, en la fachada, construida en piedra y cristal, con formas onduladas y vidrios de colores que llaman la atención de cualquier persona que pasea por allí. Casa Batlló es un conjunto de 4.300 metros cuadrados distribuidos en 8 plantas que llegan hasta los 32 metros de altura.

Si conoces algo sobre la obra de Gaudí probablemente sabrás que el arquitecto pasó por diferentes etapas. Casa Batlló se ubicaría justo en su etapa naturalista, perteneciente a la primera década del siglo XX. Creatividad, imaginación, inspiración en las formas orgánicas de la naturaleza e incluso cierto barroquismo están presentes en el edificio.

Pues bien, la Casa está integrada por diferentes salas. La Planta Noble es el piso en el que vivió la propia familia Batlló hasta mediados de los 50, pero si hay una zona que a mí me llamó la atención esa fue el patio de luces. Azulejos en relieve, tonos azules, decoración ornamental destacada… harás más de una fotografía, estoy segura.

La otra zona que yo destacaría es, sin duda alguna, el tejado o última parte de la fachada. Se la conoce como Azotea del Dragón por su forma y colorido y esconde un trasfondo relacionado con la leyenda de Sant Jordi. Según esta leyenda del patrón de Cataluña, Sant Jordi mató al dragón con su espada para salvar a su pueblo y a la princesa. Ahora, cuando vayas, fíjate en la azotea y en el lomo del dragón. Lo verás todo mucho más claro.

El interior de Casa Batlló también incluye un vestíbulo en la planta baja, el desván y el jardín interior. Te dejo algunas fotos a continuación:

La historia de Casa Batlló y los detalles constructivos puedes leerlos en la sección Gaudí – Historia de casabatllo.es o  en la Wikipedia.

Además, hay que señalar que fue nombrado Patrimonio Mundial por la Unesco y que ha obtenido el premio Traveller´s Choice desde 2013, todos los años. ¡ Hasta un millón de visitantes pasan todos los años por este icono de Barcelona!

Otras obras de Gaudí son: las Farolas para la Plaza Real y Pla de Palau, Sagrada Familia, Casa Vicens, El Capricho, Finca Güell, Palau Güell, Casa Calvet, Park Güell, Casa Milà y Cripta de la Colonia Güell, entre otras.

Cómo llegar: ¿Dónde está situada?

Casa Batlló está en Passeig de Gràcia 43, una de las calles más destacada de Barcelona por el gran número de edificios modernistas allí localizados, así como por su actividad comercial. La zona se conoce como el Triángulo de la Discordia porque allí se encuentras otras obras modernistas como Casa Amatller, que es el edificio colindante con Casa Batlló; Casa Lleó Morera o Casa Mulleras.

Para llegar puedes utilizar distintos medios de transporte:

  • Metro: Passeig de Gràcia: L2, L3 y L4.
  • Tren: Renfe (Estación Passeig de Gràcia) y FGC (Estación Provença)
  • Autobús: H10, V15, 7, 22 y 24.
  • Autobús turístico (ruta roja y azul, parada 3A.

Precios, horarios y entradas

El edificio está abierto todos los días del año con horario de 9.00 a 21.00h, siendo la última hora de entrada las 20.00h. Como habrás adivinado, la duración de la visita es de 1 hora aproximadamente.

Puedes comprar tus entradas en la página web oficial o en las taquillas, pero yo te recomiendo que utilices la opción online porque te ahorras unos euros en cada entrada.

Existen diferentes opciones en función de qué experiencia quieras vivir dentro de Casa Batlló:

  • Entrada estándar . Precio online: 24,5 €. Precio en taquilla: 28,5 €.
  • Casa Batlló + FastPass para evitar la cola, que no suele ser pequeña. Precio online: 29,5 €. Precio taquilla: 33,5 €.
  • Noches mágicas con música en directo. Es una visita nocturna con 2 consumiciones y la entrada solo está disponible online. Su precio es de 39 euros.
  • Visita exclusiva con entrada solo disponible online. Precio: 37 euros.
  • Casa Batlló + Opendate, sin fecha prefijada, puedes ir cuando quieras. Solo disponible online. Precio: 31,5 euros.
  • Visita guiada por Gaudí (visita teatralizada). Los domingos a las 17.00h y entrada solo disponible online a un precio de 37 €.

Cabe añadir que los niños menores de 7 años entran gratis y que existen descuentos para estudiantes, menores de 18 años, mayores de 65 años y residentes en Cataluña.

Además, todas las entradas incluyen Smart Guide, que es un dispositivo móvil para todas las edades que te entregan a la entrada y en el que podrás ir descubriendo los distintos espacios de  la Casa a través de un formato muy peculiar de realidad aumentada.

¡Ah! En Casa Batlló es posible entrar con animales, con la correspondiente supervisión y previa aprobación del personal. No tendrás problema en entrar con tu perro y eso es de agradecer a los que viajamos con animales.

Entonces, ¿qué tipo de entrada vas a elegir para ver una de las mejores obras de Antoní Gaudí en Barcelona? Casa Batlló es una visita imprescindible y ahora te toca a ti decidir cómo y cuándo la vas a visitar.