Saltar al contenido

Roma, arte y amor a partes iguales

Y es que no es de extrañar que la palabra ‘amor’ al revés sea Roma. Vale, igual me he puesto demasiado cursi, pero es que es si has viajado a Roma seguro que me entiendes y, si no, ya te aviso que la ciudad tiene un sinfín de lugares donde sentir esta sensación. Si has llegado hasta este post es porque posiblemente estés pensando en viajar a Roma dentro de muy poco.

Pues bien, te cuento todo lo necesario para que la descubras en todos los sentidos. A continuación te presento mi guía de viaje a Roma 2018 en la que te cuento los mejores alojamientos, los mejores sitios donde comer y los lugares turísticos imprescindibles.

¿Comenzamos?

Cómo viajar a Roma

No te descubro nada nuevo si te digo que volar allí es la opción más rápida y cómoda. Mi pareja y yo lo hicimos con Vueling desde el aeropuerto de El Prat de Barcelona.  Aunque parezca increíble, el vuelo salió bastante puntual y en apenas hora y media estuvimos en el aeropuerto de Fiumincino.

qué ver en Roma

Una vez allí, la mejor forma de viajar al centro de Roma es con autobús. El billete cuesta seis euros por persona y llegas al centro en unos 45 minutos (sí, el aeropuerto está bastante apartado).

La compañía Terravisión te lleva hasta allí sin hacer ninguna parada, de forma muy rápida. Por cierto, el destino es la estación de Termini, que comunica con toda Roma. Así que desde allí no tendrás problema en llegar a tu destino.

También puedes viajar desde el aeropuerto en tren o taxi. Con tren te costará unos 14 euros, mientras que con taxi, tienen una tarifa estándar de 48 euros. Si quieres un consejo, no vale la pena. Con el autobús llegas igual y por menos dinero.

Cómo moverte por Roma

El metro es la mejor opción para desplazarte por Roma ya que conecta los principales puntos turísticos. Eso sí, te recomiendo comprar una tarjeta por días.

Nosotros, como íbamos a estar cinco días, tuvimos que adquirir la tarjeta semanal (tienes de 1, 2, 3 y 7 días). Con ella puedes usar el metro, el tram y el autobús de forma ilimitada durante el periodo de tiempo que escojas.

La de siete días tiene un precio de 24 euros y al final le sacas partido teniendo en cuenta que cada viaje en metro ya cuesta 1’5 euros.

Dónde alojarte en Roma

Nosotros viajamos a Roma en Nochevieja.

Debes saber que la ciudad no es barata y que si quieres un hotel en el centro, tienes que pagarlo.

En nuestro caso, optamos por un apartamento a través de Airbnb.

Siempre nos ha funcionado bien cuando lo hemos contratado y en este caso también lo fue.

A la hora de contratar por esta página es importante que te fijes bien en los comentarios y puntuaciones de otros huéspedes anteriores, así seguro que no fallas.

En el caso del alojamiento de Roma, teníamos el apartamento a unos 300 metros y esa misma estación conectaba (a través de la línea que tenía) con los principales puntos turísticos de la ciudad.

El precio, como te podrás imaginar, mucho más barato que un hotel y al apartamento no le faltaba detalle. Además, la libertad que te da tener ‘tu propia casa’ es genial. Así que, perfecto todo.

Dónde comer en Roma

¡Ay! ¡Eso es lo mejor!

La pizza, los crêpes, la pasta y los helados están por todas partes.

Comer en Roma barato y bien es muy fácil.

Puedes comerte un buen trozo de pizza Margherida o una Focaccia mientras caminas descubriendo la ciudad gracias a sus Take Away o puedes sentarte en una de sus terrazas a ver la ciudad vivir.

Por cierto, obviamente cuánto más cerca estés de los monumentos más conocidos, algo más caro será comer.

De todas formas, quitando algunos lugares más ‘vips’, el resto es bastante asequible y está ríquísimo.

Nosotros encontramos un restaurante cerca del Panteón donde el menú costaba 10 euros y el plato de pasta era enorme.

¡Ah! La Brocheta al pomodoro también es súper conocida allí, la verás en todos lados. Es un trozo de pan tostado con aceite y tomate pomodoro, te encantará.

Qué ver en Roma en 5 días

Bueno, ahora sí.

Llega el momento de que te pongas un zapato cómodo y te prepares para recorrer kilómetros y kilómetros por una de las ciudades más bellas del mundo.

Solo decirte que a nosotros nos salieron casi cien kilómetros en cinco días… Pero bueno, tienes metro para casi todo, así que no te preocupes sino te gusta andar demasiado.

Eso sí, soy de las que opina que una ciudad se descubre andando por sus calles y descubriendo sus rincones. Eso, desgraciadamente, no lo puedes hacer en metro.

¡Tú decides!

No me enrollo más. A continuación te cuento los lugares imprescindibles de Roma que debes ver sí o sí durante tu estancia:

Coliseo

Era de cajón, ¿no?

Es una de las Siete Maravillas del mundo y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Recibe millones de visitas cada año y ni se te ocurra presentarte allí sin entrada previa.

Existen muchas páginas en internet que te permiten adquirir entrada para la llamada ‘cola rápida’. Nosotros hicimos como media hora de cola, pero nada comparado con la cola que hacían los que no tenían entrada (horas y horas). Así que, ve a lo seguro y contrata antes de ir.

El Coliseo funciona un poco regular en cuanto a organización y la entrada es algo caótica. Como en todo, hay que pasar por un detector de metales (algo obvio tal y como está el panorama) y hacer otra larga cola si quieres audio guía.

En total hicimos como una hora de cola desde que llegamos hasta que conseguimos entrar. Y todo ello, como te he dicho, teniendo entrada.

Por cierto, ve pronto. El Coliseo abre a las 8.30h de la mañana, así que si puedes madrugar, mejor que mejor.

Si por fuera es espectacular, por dentro no te lo puedes ni imaginar. Desde sus barandillas tu mente puede recrear perfectamente qué era lo que pasaba allí. Ves sus pasadizos y las gradas donde se sentaba el emperador. Roma no se entiende sin el Coliseo, así que, ¡no te lo pierdas!

que ver y hacer en roma
Coliseo

Foro Romano

 Con la entrada al Coliseo te dan la entrada al Foro Romano. Con este ticket, tienes dos días para poder ir a verlo cuando quieras. Ve con cuidado porque ambos lugares cierran a las 16.30, a nosotros no nos cerró sin verlo por los pelos.

Es más grande de lo que parece y ‘pierdes’ mucho tiempo leyendo los carteles e intentando construir en tu mente las ruinas. Lo que sí que queda claro es que se ve perfectamente como podía ser el centro neurológico de Roma en aquel entonces.

En el ambiente se respira algo único e indescriptible. Te gustará.

lugares que ver en roma
Foro Romano

Arco de Constantino

Está justo enfrente del Coliseo y se describe con una palabra, imponente. La foto de ambos monumentos juntos son el recuerdo perfecto de Roma.

Fontana de Trevi

 Quien podría imaginarse que al girar la esquina de esa pequeña calle iba a encontrarse la fuente más bonita del mundo. Sí, lo digo así, tal cual. La Fontana de Trevi es espectacular. Cada uno de sus detalles la hace única y te perderás en cada relieve.

Por cierto, ya te podrás imaginar que todos los turistas que van a Roma pasan por allí, así que, ármate de paciencia si quieres tener una foto tuya con la fuente completa porque es un auténtico desafío. Bueno, tienes la opción de ir a las ocho de la mañana, eso sí…

¡Ah! No se te ocurra irte sin echar una moneda a la fuente de espaldas, cuenta la leyenda que es la única forma de volver a visitar Roma.

monumentos de Roma
Fontana de Trevi

Castillo de Sant Angelo

Es uno de los grandes desconocidos de Roma y, sinceramente, no entiendo el porqué. Me atrevería a decir que aún es más espectacular de noche que de día. Además, siempre hay algún músico callejero que pone la guinda perfecta a la escena.

Este castillo fue ordenado por el emperador Adriano como mausoleo familiar, de hecho, sus cenizas, la de su familia y la de sus sucesor Marco Aurelio, residen allí. Además, fue refugio del Papa Clemente VII durante los saqueos de Roma en 1527.

Eso sí, ten en cuenta que hay que pagar entrada si quieres verlo por dentro, 14 euros.

Monumento a Vittorio Emanuele II

Sin duda, para mi, el monumento más impresionante de toda Roma (con perdón del Coliseo).

La plaza con el monumento de fondo se te quedará grabada en la retina por su espectacularidad. En concreto destaco la subida a su terraza. Gracias a sus 70 metros de altura te permite tener una panorámica de Roma espectacular. Subir en el ascensor cuesta 10 euros, pero te aseguro que vale la pena.

Panteón

Es uno de los lugares imprescindibles de Roma, vamos, esas cosas que tienes que ver y hacer en Roma sí o sí. Su enorme cúpula superior hace que entre luz natural en todo momento lo que le da una atmósfera al lugar única. Además, allí se encuentra la tumba de Rafael. Entrar es gratis y tan solo tendrás que hacer una cola rápida para poder disfrutar de él.

qué ver en Roma en un día
Panteón

Circo Máximo

Se encuentra situado muy cerca del Coliseo y del Foro Romano y allí es donde se realizaban las carreras de cuadrigas en la época romana. Podía albergar hasta 300,000 espectadores, así que imaginate lo espectacular que es el lugar. Es un lugar perfecto para dar un paseo y disfrutar del sol de Roma.

Bocca della Verità

Cuenta la leyenda que si eres un mentiroso y metes la mano en la boca de la verdad, te la arranca. Sí, sí, literal. Así que ve con cuidado si tienes algo que esconder porque puede que salgas manco de allí. Ahora en serio, la Bocca della Verità es una de las fotos que tienes que hacerte en Roma. Es uno de esos lugares imprescindibles. Ve pronto por la mañana o aprovecha la hora de comer para visitarla porque la cola puede ser importante. Hacerte la foto es gratis y, además, la salida conecta con la basílica que tiene justo al lado y que es muy bonita.

Palacio de la Justicia

Es otro de los lugares que ver en Roma. De hecho, no tienes ni que entrar dentro. Basta con ver lo impresionante que es por fuera para darte cuenta de que en esta ciudad les gusta hacerlo todo a lo grande.

Ocupa toda una manzana y es sencillamente increíble. Te dejará con la boca abierta, prometido.

Villa Borghese

El lugar perfecto desde donde ver otra de las panorámicas de Roma.

Los jardines son muy bonitos y si quieres desconectar del estrés de la ciudad, sin duda esta zona debe ser tu elegida. Piérdete por sus jardines y toma un helado en uno de sus bancos. Relájate y disfruta de una de las zonas más tranquilas de Roma.

parques de Roma
Villa Borghese

Museo Monte Capitolino

¿Quieres ver a la loba de Romulo y Remo? Dice la leyenda que fue ella la que amamantó a los fundadores de Roma. Pues bien, en este museo es donde puedes encontrar la estatua que recrea ese momento.

Vaticano

Sin duda la ciudad del Vaticano tiene que ser otro de los lugares que ver en Roma. Seas o no seas religioso, la verdad es que la plaza de San Pedro con la basílica al fondo es uno de los lugares más bonitos de Roma.

También te recomiendo que entres en el Museo Vaticano para disfrutar de sus obras y, por supuesto, descubrir la Capilla Sixtina. Dentro no está permitido hacer fotografías pero no te harán falta. Estarás totalmente deslumbrado por el lugar.

Por cierto, en el centro de la plaza de San Pedro hay un lugar desde el que se observa un efecto óptico chulísimo. Verás como las cuatro filas de columnas de la plaza se convierten solo en una como por arte de magia. Lo que ya no está tan bien es la súper cola que tienes que hacer para visitar la basílica de San Pedro. A nosotros nos comentaron que había nada más y nada menos que cinco horas de cola. Lo mismo si decides entrar al Museo del Vaticano sin entrada previa. ¡Reserva antes de ir!

Trastevere

Sin ninguna duda, el Trastevere refleja el verdadero arte bohemio de Roma. Los restaurantes con comida típica italiana se concentran en este barrio que te encantará. Solo con pasear por sus calles te darás cuenta de lo especial que es el lugar. Reserva algo de tiempo en tu viaje para disfrutar de él.

Las plazas

Y es que cuando te digo que cada rincón de Roma es único, es por algo. Plaza España, Plaza Navona y la Plaza Popolo tienen que estar en tu lista de lugares que ver en Roma. Todas tienen un encanto particular que te seducirá. Por cierto, en la escalinata de la Plaza España se agolpan músicos muy buenos que dan el toque perfecto al lugar.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESA LEER:

¿Ves? Te lo dije.

La lista de los lugares imprescindibles en Roma es casi infinita. Yo te recomiendo que uses el metro lo justo y que te pierdas por todas sus calles y plazas. Empápate de su historia y siéntete en plena época romana con sus monumentos.

Siente la magia de Roma.

Créeme, existe.

Es arte y amor a partes iguales. Cuando vayas, me entenderás. ¡Disfruta del viaje a Roma!