Saltar al contenido
Inicio / España / País Vasco / Alava

Qué ver en la provincia de Alava

Hacer turismo en la provincia de Álava implica renunciar al mar, porque es la única provincia vasca que no tiene salida al Cantábrico. A cambio, tiene todo un mundo interior por descubrir. Una pista: la Rioja alavesa.

Turismo en la provincia de Álava

Con tu pequeña selección de cosas que ver en Álava deberías pasar del campo a la ciudad o del relax de una terraza a la visita a algún monumento histórico de excepción. Puedes hacerlo, y nosotros te ayudamos.

Monumentos y zonas de interés

Cuando hablamos de visitar Álava provincia no nos dejamos atrás ni su capital ni los pueblos con más encanto. Toma nota de estos atractivos para empezar, aunque hay muchos más.

  • Catedral de Vitoria. Mezcla estilos como el gótico y el barroco, y es Bien de Interés Cultural y Bien Histórico-Artístico. Nos da la excusa para invitarte a conocer Vitoria, la capital de Álava: su plaza de la Virgen Blanca, su Museo de Bellas Artes, su Casco Antiguo, el humedal de Salburua...
  • Dolmen de la Chabola de la Hechicera. Merece el trayecto por el entorno, por la historia o por tratarse de un símbolo del misticismo vasco. Aprovecha tu visita a la Rioja alavesa para acercarte.
  • Torre de los Varona. Se construyó entre los siglos XIV y XV, y la llama la atención su buena conservación.

Pueblos con encanto

Al hacer turismo en la provincia de Álava, un acierto es que elabores una pequeña ruta por la Rioja alavesa. Estos son tres de los pueblos más visitados:

  • Laguardia. Su casco histórico de origen medieval lo dota de encanto suficiente como para estar en las listas de los más bonitos de España. ¡No te vengas sin probar el vino!
  • Elciego. Otro lugar ideal para hacer enoturismo y pasear por su coqueto casco histórico.
  • Labastida. Te gustarán sus edificios históricos, sus murales, sus murallas… Pero también puedes aprovechar para visitar una bodega.

Parajes naturales

Entre los lugares bonitos en Álava que apuntar en tu ruta no podían faltar los entornos rurales. Un par de sugerencias:

  • Rioja alavesa. El Ebro sirve de límite natural entre La Rioja y Álava. Encontrás un paisaje lleno de viñedos con múltiples opciones para el enoturismo, contando las rutas de senderismo.
  • Parque Natural de Gorbeia. La Cruz del Gorbeia, la cascada de Gujuli o la Casa del Parque son algunos de sus atractivos.

Pasear, beber vino y descubrir la riqueza cultural vasca. Son motivos suficientes para darle un contundente “sí” al turismo por la provincia de Álava.

Configurar