Saltar al contenido

Vacaciones con niños todo incluido: Ventajas y mejores hoteles en España

vacaciones con niños todo incluido

Antes de ser madre, una vive soñando que no tiene que hacer tantas renuncias. Sueña con yacer en una tumbona frente a la piscina durante horas, en un complejo hotelero tipo Marina D’Or, y levantándose solo cuando se le acabe el daikiri mientras su retoño encadena actividades en el agua y fuera de ella con monitores que lo vigilan todo el tiempo. Pero en las primeras vacaciones se da de bruces con la realidad: no es así.

Por muchas actividades que proponga el hotel, a no ser que se le paguen las vacaciones a una babysitter, necesitarán vigilancia y entretenimiento constante, cosas de niños. Las vacaciones todo incluido no están pensadas para que los padres se despreocupen (aunque depende de la personalidad de cada cual), sino para divertirse en familia.

Pero bueno, mejor te lo cuento en detalle en este artículo y te doy mi opinión sobre las vacaciones con niños todo incluido.

vacaciones con niños todo incluido

Vacaciones con niños todo incluido: Las ventajas 

Considero que no hay lugares más o menos indicados para niños. Si sus padres son unos mochileros empedernidos y quieren seguir recorriendo el mundo de esa forma, su hijo no tiene por qué ser un obstáculo, sino una motivación extra, un compañero de viaje al que inculcarle la pasión y las ganas de explorar.

Pero dependiendo del tipo de viajero que seas o de lo que te apetezca en un momento determinado, las vacaciones todo incluido con niños pueden suponer una experiencia satisfactoria. Los motivos son variados y, depende de la familia, pueden pesar que la rigidez de horarios, las pocas opciones de hacer turismo en el destino o la necesidad de hacer reservas totales.

Sea como sea considero que son muchas las ventajas a la hora de viajar con niños eligiendo un plan todo incluido:

Actividades y servicios para toda la familia

Los todo incluido tipo resort que dirigen sus servicios a familias, suelen contar con muchas opciones para que los más pequeños se diviertan. Hablamos de piscinas infantiles de olas, de bolas, toboganes, castillos hinchables, salas de juegos, habitaciones temáticas, sesiones de cine, talleres educativos, actividades recreativas y deportivas, animación diurna y nocturna, espectáculos

También, por supuesto, hay servicios dirigidos a padres y madres, a quienes no les falta la buena gastronomía y las bebidas cada vez que quieran. Si el objetivo es poder relajarse mientras los niños lo pasan bien, un unas vacaciones con niños todo incluido puede ser un paraíso.

ventajas del todo incluido con niños

Precios asequibles y fácilmente controlables

No nos llamemos a engaño: los todo incluido no son asequibles para cualquier familia. Sin embargo, considerando los servicios mencionados, el precio resulta más económico en conjunto que optar por otro tipo de alojamiento y organizar una visita a la playa, otra al parque temático, una excursión con alguna empresa de aventuras… Puede compensar. Además, los precios bajan en temporada baja.

Con ellos también es más fácil controlar el presupuesto: tienes derecho a todo (a no ser que te encuentres con servicios que requieren pago adicional) por el precio que has pagado, que es cerrado. Eso también es útil para no tener que llevar grandes sumas de dinero encima durante el viaje.

Relaciones sociales con otros niños/as

A mí esta opción me parece muy interesante, sobre todo si hablamos de niños que especialmente sociables. Durante varios días, padres e hijos se ven con asiduidad, surgen oportunidades de charlar y de que los niños jueguen juntos. Se forman alianzas efímeras y espontáneas que pueden servir para aportar una dosis de entretenimiento y de vigilancia extra.

Organización fácil

Es cuestión de prioridades. Quienes viven para viajar no tienen problemas en invertir todo el tiempo que se necesite para programar sus propias rutas. Pero tener hijos, llevar una casa adelante, atender las obligaciones profesionales, etc., puede dejar poco tiempo para planificar unas vacaciones completas con bastante antelación.

Con los todos incluido se trata de buscar, reservar y olvidarse de todo hasta el momento de hacer las maletas.

Descanso “garantizado”

Plantear las vacaciones de modo que no haya que salir del mismo lugar durante varios días no solo ahorra tiempo de preparación, sino que ahorra molestias. No hay que salir y entrar, preparar mochilas o bolsas, conducir… Lo de pasarse el día de la cama a la tumbona, de la tumbona al comedor y del comedor a la barra, también hay que hacerlo alguna vez.

Vaya, que es más fácil descansar en unas vacaciones con niños todo incluido que alquilando un apartamento y teniendo que estar haciendo las camas o preparando las comidas.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESA LEER:

Hoteles todo incluido para niños

Te hago algunas propuestas, pero mi consejo es que optes por algo cercano y no te compliques mucho.

Si los servicios del hotel de una provincia cercana te gustan, teniendo en cuenta que no vas a hacer mucho turismo por los alrededores, quédate con él. Siempre y cuando, claro, se adapte a tu presupuesto.

Por si te interesa, te ofrezco un 10% de descuento para tus reservas en Booking. Es fácil, solo tienes que hacer clic en este enlace y obtendrás un 10% de descuento en tu próxima reserva.

Para dar una idea más aproximada, he buscado a cuánto saldría la semana (6 noches) para una familia de dos adultos y dos niños, durante la misma semana del mes de julio del año que viene. La antelación, ya se sabe, es un valor cuando se trata de reservar vacaciones.

Recojo precios medios que considero razonables teniendo en cuenta de qué se trata, alguna opción más económica y alguna también de lujo en vacaciones con niños todo incluido:

1. Royal Hideaway Sancti Petri by Barceló Hotel Group (Chiclana, Cádiz)

El Royal Hideaway Sancti Petri está a cuatro minutos de la playa y su infraestructura y dotación es envidiable.

hoteles todo incluido niños

Tiene cinco piscinas al aire libre con bañeras de hidromasaje, además, cuentan en Booking, del spa más grande de Andalucía, con piscina climatizada, un circuito de hidroterapia y tratamientos de belleza y bienestar.

En cuanto a restauración, tiene cinco restaurantes, cuatro bares y un pub irlandés con bolera, además de un anfiteatro al aire libre y un salón con música de inspiración india.

Sus habitaciones tiene un estilo vanguardista y, por supuesto, aire acondicionado para combatir el calor del sur, televisión con pantalla plana y balcón privado, entre otras cosas. Puede salir por alrededor de 3.600 euros en julio, reservando con bastante antelación.

¿Una alternativa más económica?

Hipotels Barrosa Garden también se sitúa a pie de la playa de Novo Sancti Petri, y tiene piscina cubierta, piscina al aire libre, sauna, gimnasio, pistas de tenis, minigolf y parque infantil.  

2. Rosamar Garden Resort (Lloret de Mar, Girona)

Otro de los superdotados, el Rosamar Garden Resort está a cuatro minutos de la playa de Lloret de Mar y cuenta con gimnasio, spa, cuatro piscinas, minigolf, una cancha de baloncesto, una mesa de ping-pong y toboganes de agua (en el Aquagarden Club Hotel).

mejores hoteles todo incluido familias

Tiene un restaurante bufé con comida internacional y cocina en vivo, además de un bar cerca de la piscina en el que tomar bebidas y aperitivos.

Lo cierto es que el precio no está nada mal. Reservando ahora, para julio de 2019 sale la noche en 107,50 euros para un grupo de cuatro personas, dos adultos y dos niños, de forma que la semana completa se quedaría en 645 euros. Para los dos de su categoría, a no ser que se encuentre una oferta, no hay alternativa más económica.

3. Ilusion Markus & Spa (Can Picafort, Mallorca)

El Ilusion Markus & Spa está a 200 metros de la playa, también dispone de unas instalaciones más que suficientes para unas felices vacaciones en familia, con spa con sauna e hidromasaje, piscina exterior, gimnasio, zona infantil y el restaurante bufé que no suele faltar en estos complejos.

mejores hoteles todo incluido para ir con niños

El precio para el mes de julio es de 178 euros para toda la familia, 1068 euros en total.

¿La alternativa de lujo?

A otro nivel está el Grupotel Parc & Parc que tiene de todo, incluyendo traslado al aeropuerto. Se ubica en la Playa de Muro, a unos 14,5 km de Mallorca, y está rodeado por la reserva natural de S’Albufera, luego el paisaje es impresionante. De hecho, sus vistas a la bahía, sus jardines y su piscina al aire libre son un deleite para la vista.

Tiene spa y centro de bienestar con gimnasio, piscina climatizada, baño turco y hasta ofrece servicios de masajes y peluquería. También un restaurante bufé con comida internacional, un Bistro Mar Balu que tiene platos mediterráneos con vistas al mar y un bar salón.

Todo eso cuesta 744 euros por noche, lo que ronda los 4.500 euros.

4. Hotel Lanzarote Village (Puerto del Carmen, Lanzarote)

A tres minutos de la playa de Los Pocillos, el Hotel Lanzarote Village tiene piscina al aire libre, varias pistas de tenis, centro de juegos (con billares, mesa de ping-pong y dardos), parque infantil, actividades para niños y habitaciones con terraza amueblada.

mejores hoteles todo incluido en España

Para la hora de comer, tiene un restaurante bufé y un bar de cócteles en el que ofrecen música en directo todos los días.

La noche para una familia de cuatro miembros saldría a 205 euros, por lo que las seis noches se van a 1230 euros. Un precio razonable, en mi opinión, para lo que proponen los complejos de estas características, para el lugar en el que está y para el tiempo que es.

¿Una alternativa más económica?

En Lanzarote, en Caleta de Fuste, también está Broncemar Beach, que llama la atención por su relación calidad-precio. Se trata de un complejo de apartamentos diseñado como una pequeña aldea, con calles peatonales, plazas y jardines, tres piscinas, bañeras de hidromasaje, pistas de tenis y voleibol, una zona de juegos para niños y un programa de animación. En cuanto a restauración tiene un restaurante bufé, un bar junto a la piscina y una taberna irlandesa.

Todos los apartamentos cuentan con dormitorio, balón y salón comedor, además de cocina con placa, microondas y nevera. Está a unos 300 metros de la playa, y su precio por noche, en régimen de todo incluido, es de 166 euros la noche, por lo que no sube de los 1.000 euros por la semana completa.

En definitiva, a lo largo de la costa española se reparten muchas opciones de alojamiento todo incluido para familias, desde las más lujosas y completas a otras que, aun sin serlo, cumplen las expectativas por un precio más que razonable.

En mi opinión, eso de ir con pulsera todo incluido y no preocuparse por nada es algo que hay que hacer alguna vez en familia. Por eso las vacaciones con niños todo incluido son mis favoritas.