Saltar al contenido

Qué ver en Salamanca en un día: La miniguía turística definitiva

qué ver en Salamanca en un día

Salamanca es una de las ciudades más bonitas de España. Su centro histórico está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1988 y destaca principalmente por sus monumentos y por la Universidad, la más antigua del país.

La ciudad estudiantil de España por excelencia celebra en 2018 los 800 años de vida de su universidad. Para conmemorar esta efeméride, está programado durante este año un intenso programa de actividades culturales, deportivas y académicas.

Además de su relación con la academia, Salamanca tiene mucho más que ofrecer. Os mostramos a continuación algunos de los rincones de mayor encanto de esta ciudad castellana.

¿Vas a hacer turismo por Salamanca en un día? Te interesa esta miniguía:

Qué ver en Salamanca en 1 día: Lugares de interés

Un único día para visitar la ciudad charra parece poco tiempo, pero en cualquier caso os proponemos una agenda completa de visitas. El primer punto destacado de nuestro itinerario lo conforman la Plaza Mayor y la Catedral.

La Plaza Mayor de Salamanca es el centro de la vida social de la ciudad. Contruida en el siglo XVIII en estilo barroco, es una de las plazas de este tipo más importantes de España.

qué ver en Salamanca

En la Catedral de Salamanca es aconsejable subir a las torres medievales a través de la exposición leronimus y pasear por los exteriores y las balaustradas que asoman al interior del templo, rodeados de gárgolas, pináculos y campanas.

Salamanca en un día

La Universidad, y más concretamente su Edificio Histórico, situado en el Patio de Escuelas, es parada obligada, pues todo visitante de la ciudad debe encontrar la figura de la rana en su fachada. En el interior de este edificio encontramos espacios como el aula de Fray Luis o la Biblioteca Antigua.

sitios que ver en Salamanca

También en el centro de Salamanca se localiza la Casa de las Conchas, uno de los monumentos más conocidos por estar decorado con cientos de conchas y que cuenta en su interior con un precioso claustro.

Frente a la Casa de las Conchas, la Clerecía y la Universidad Pontificia incrementan la belleza de esta ciudad. Las torres de La Clerecía, con la visita a Scala Coeli (la Escalera al Cielo) ofrecen un impresionante mirador de Salamanca.

Otros puntos destacados de la ciudad son el Puente Romano o el Huerto de Calixto y Melibea. En La Casa Lis nos adentramos en un palacete modernista de finales del siglo XIX con vidrieras de colores que acoge el Museo de Art Nouveau y Art Déco.

El patrimonio eclesiástico no finaliza con la Catedral.

En Salamanca, el Convento de San Esteban y el Convento de las Dueñas son lugares que bien merecen una visita. La orden de los predicadores que habita el Convento de San Esteban cumple en 2018 ocho siglos. Del Convento de las Dueñas no debemos irnos sin probar sus sabrosos dulces en el claustro, con vistas a la Catedral.

lugares de interés en Salamanca

Cosas que hacer en Salamanca

2018 es un año único para visitar Salamanca puesto que la Universidad cumple ocho siglos de vida.

Las actividades programadas son numerosas durante todo el año. Esta ha de ser la primera actividad a realizar en la ciudad, siempre y cuando hayamos encontrado la rana en su fachada principal.

Y si se trata de encontrar figuras, también en la Catedral, en este caso la Catedral Nueva, podemos buscar la del astronauta. En torno a ella sigue existiendo cierto misterio sobre su fecha de construcción, pues en el momento de la construcción de la catedral, siglos XVI a XVIII, aún no existían los astronautas. Y si logramos localizarlo, hay que buscar el lince, un toro, un dragón, un cangrejo de río, una cigüeña y una liebre. Sí, la puerta norte de la Catedral Nueva da para un rato muy entretenido.

Aunque Salamanca no es una ciudad que se caracterice por el turismo de compras, sí tiene, como otras localidades, su propia calle comercial. En este caso es la Calle Toro, en la que encontramos tiendas de moda, complementos, joyería, calzado, perfumes, etc. A la calle Toro se puede acceder directamente desde la Plaza Mayor.

Nochevieja Universitaria en Salamanca

Si visitamos Salamanca en diciembre, debemos intentar que sea durante la penúltima semana lectiva universitaria. Esa semana, durante la noche del jueves, se celebra la conocida como Nochevieja Universitaria, un evento que atrae a miles de jóvenes desde los años 90.

En la Plaza Mayor, una multitud de universitarios y gentes llegadas de varias ciudades de España se concentran para tomar 12 gominolas a las 12 de la noche en lugar de las uvas de la suerte.

En la actualidad la celebración tiene ya tanta relevancia que los principales medios informativos locales e incluso nacionales se hacen eco de este evento. Tras las “campanadas universitarias” se inicia una de las noches más festivas de todo el año en la ciudad.

Qué ver en Salamanca con niños

La capital salmantina es una urbe muy acogedora y familiar. Un buen modo de acercarse a ella es a través del tren turístico. Un medio de transporte económico, 4 euros por persona, que recorre los lugares más importantes de la ciudad.

qué hacer en Salamanca con niños

Otra opción de conocer Salamanca es dirigirse hasta el embarcadero del río Tormes e iniciar un paseo en barca. Desde el río se contemplan vistas increíbles de la Clerecía, la Casa Lis y las catedrales, además de disfrutar de la vegetación y la fauna de la ribera del Tormes.

Y por último, una tercera opción de acercarse a Salamanca es a través de rutas en bicicleta. Existen varios itinerarios de diferente duración que recorren los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Salamanca cuenta con el Museo de la Historia de la Automoción, un espacio en el que se exponen más de 200 vehículos históricos, documentos y accesorios relacionados con el mundo del automóvil.

En el centro de la ciudad, en la Fimoteca de Castilla y León, se expone de manera permanente la colección Artilugios para fascinar, un acopio de diferentes sistemas de animación y proyección del mundo del cine donde descubrir, por ejemplo, cómo funcionan una linterna mágica o un zoótropo.

QUIZÁS TE INTERESA LEER:

Dónde comer en Salamanca

La provincia de Salamanca es conocida en toda España por ser exportadora de embutidos y carnes de altísima calidad. El jamón de Guijuelo o el farinato son ejemplos de ello, como también la carne de ternera de Morucha.

En cuanto a las recetas más conocidas de la cocina salmantina destacan el hornazo, la chanfaina, las patatas meneás, el calderillo y el cochinillo asado. Tras un buen festín en una comida llega el tiempo de los postres, en la ciudad los dulces tradicionales son los chochos y el bollo maimón.

dónde comer en Salamanca

Otros productos con Denominación de Origen en la zona son las lentejas de la Armuña y los vinos Arribes, que garantiza caldos elaborados con uvas procedentes de la cuenca del río Duero.

En la ciudad hay lugares para comer bien y para todos los bolsillos. Si disponemos de presupuesto alto podemos decantarnos por “Víctor Gutiérrez”, cerca de la Plaza Mayor; o “El Monje” en el Hotel Hospes Palacio de San Esteban.

Para presupuestos más moderados, una opción imprescindible es “La cocina de Toño”, en la Gran Vía salmantina. Menú del día por 17 euros y precio de carta inferior a los 40 euros por persona.

También cercano a la Plaza Mayor se sitúa “Le Sablón”. Un local que ofrece cocina creativa que combina sabores belgas con regionales. Sus precios son similares a “La cocina de Toño”.

Y sin duda, si preguntamos a algún salmantino dónde comer bien y a buen precio lo más probable es que nos recomiende el “Restaurante Isidro”. Menú a 12 euros y comida a la carta por unos 20 euros por persona donde lo único que es ajustado es el presupuesto, pues los platos y el trato son generosos y excelentes.

Ahora ya sabes qué ver y hacer en Salamanca en un día. ¡Incluso sabes dónde comer bien! Entonces, ¿a qué esperas para visitarla?