Saltar al contenido

Qué ver en Valencia: Guía para turistas [2018]

qué ver en Valencia en un día

Qué ver en Valencia. Esa es la pregunta que millones de turistas se hacen cada año antes de visitar una de las ciudades del Mediterráneo español más visitada, sobre todo en fechas veraniegas.

Valencia es una ciudad ecléctica, capaz de conjugar la arquitectura más vanguardista con los estilos los estilos históricos más destacados. Valencia tiene mucho que descubrir y es, entre otras cosas, porque guarda mucha historia.

Fundada por los romanos en el 138 a.C, como la colonia Valentia Edetanorum, fue conquistada por los musulmanes en el año 711, y reconquistada por el rey cristiano Jaime I de Aragón en 1.238.

No tiene el tirón de Madrid, Barcelona o Sevilla. Ni siquiera es destino veraniego recurrente, como le sucede a otras de las grandes ciudades de la comunidad, Benidorm, o a municipios de Canarias y Baleares. Pero una discreta Valencia se muestra a quien la quiera ver, a quien sepa apreciar que, en realidad, merece mucho la pena.

Y yo quiero contarte por qué.  

Qué ver en Valencia capital

Con un mapa a la mano, te resultará fácil moverte por la capital y ver lo más destacado en un día, dedicando la mañana a lo histórico y la tarde al Oceanogràfic o alguno de los edificios de su famosa Ciudad de las Artes y las Ciencias. Si piensas estar unos días, genial, no te faltará plan.

Por si quieres hacer los deberes antes y extraer a la jornada todo su jugo, te dejo a continuación lo que es imperdible y una breve explicación sobre ello.

El barrio del Carmen

“El Carme”, en valenciano, forma parte del casco histórico de la ciudad, y cuenta el tiempo por milenios. Tuvo que abrirse paso entre la muralla musulmana del siglo XI y la cristiana, del XI. Comercios, bares y edificios administrativos de hoy conviven con testigos mudos de épocas pasadas, que dejaron su impronta en el barrio.

Hablamos de la Iglesia de San Nicolás de Bari y San Pedro Mártir, con pinturas al fresco de una calidad artística que la han hecho ser denominada la “Capilla Sixtina” valenciana. Hablamos de las Torres de Serranos, de las de Quart o del Palacio de Jaudenes o Baylía.

El Carmen está lleno de vida, la que discurre entre sus restaurantes, bares de copas y discotecas, que lo convierten en uno de los rincones favoritos para salir.

La Catedral y su entorno

La Catedral de Valencia tiene antecedentes históricos romanos, árabes y cristianos, y su estilo así lo atestigua. No es ni completamente románica ni barroca, pero lo es. Su puerta principal, de los Apóstoles o la del Palau te lo contarán, fíjate bien. Tampoco dejes de ver el famoso Miguelete, su campanario.

En la Puerta de los Apóstoles se reúne el Tribunal de las Aguas, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO y que resuelve conflictos en torno al uso del agua de riego… desde hace un milenio. Es, en palabras de la misma UNESCO, “testimonio único de una tradición cultural viva”.

Cerca, en la Plaza de la Virgen, está la Basílica de la Virgen de los Desamparados, de estilo barroco. Y la Almoina, que guarda restos de las civilizaciones que han pasado por la ciudad.

La Plaza del Mercado y la Lonja de la Seda

El estilo ecléctico del mercado invita a dar un paseo por su interior y, por qué no, a hacer unas compras. A media mañana, será el momento justo para tomarse un aperitivo. En la misma Plaza del Mercado está la Iglesia de los Santos Juanes, que se alzó sobre una antigua mezquita y es de estilo barroco.

Muy cerca está la Lonja de la Seda, también declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Admira su arquitectura y sus detalles góticos y entenderás por qué.  

La Plaza del Ayuntamiento

En la Plaza del Ayuntamiento podrás admirar el mismo consistorio, tan señorial, y el también bello edificio de Correos.

A menos de cinco minutos a pie está la avenida de Xátiva con su Estación del Norte, un edificio modernista que te invito a visitar, por los mosaicos y la cerámica con la que está decorada y que son todo un homenaje a luz y al color.  Junto a ella está la Plaza de Toros neoclásica de Valencia, más concurrida durante las Fallas y la Feria de Julio.

qué ver en valencia capital

Museos

Si lo tuyo son las colecciones históricas, artísticas y sociales, Valencia también es tu ciudad. Tiene hasta 34 museos repartidos por la ciudad, desde el de Bellas Artes San Pío V, con obras de Sorolla o Goya; al IVAM de arte moderno, además del Nacional de Cerámica, el de la Seda, el Fallero…

Cómo hacer turismo en Valencia

Valencia te lo pone fácil a la hora de hacer turismo, con diferentes opciones entre las que elegir. No te quedes sin ver nada.

La Valencia Tourist Card

Sin duda, la que elegiría para ver la ciudad. Es una tarjeta combinada que se puede usar durante 1 día, 2 ó 3, y que ofrece transporte público urbano gratuito (incluyendo el desplazamiento al aeropuerto), entrada gratuita a los museos y monumentos de titularidad municipal, y descuentos en servicios turísticos y de ocio, como tiendas y restaurantes. También la tienes en su versión para niños

Con ella tiene un 12% de descuento, según la temporada del año, en el Oceanogràfic, el Museo de las Ciencias y Hemisfèric, algunos de los imperdibles.

Visitas guiadas a pie

De la mano de la Fundación Turismo Valencia, se pueden hacer visitas guiadas por la ciudad, como la que tiene lugar por el Centro Histórico. Cuesta 17 euros, pero tiene un 20% si tienes las Valencia Tourist Card, y te resultará ilustrativa si eres de los que quiere saberlo todo sobre el sitio que visitas.

turismo en valencia

La ciudad en bici

La misma Fundación hace visitas guiadas en bici, y no solo por la ciudad, sino también por enclaves a las afueras.

Pero hay opciones más económicas, como las que ofrecen las tiendas de alquiler de bicis Doyoubike. Se pueden rentar por horas desde 3 euros los fines de semana, o desde 2 de lunes a viernes.

Bus turístico

Los buses turísticos van irremediablemente asociados a “guiris” con pantalón corto y playeras con calcetines, pero yo rompo una lanza a favor de ellos. Es una opción cómoda, ilustrativa y rápida para quienes tienen poco tiempo o no pueden andar tanto. Es el típico Hop On Hop Off (sube y baja), que en Valencia tiene dos rutas: la histórica, por el centro; y la marítima, a orillas del mar.

Qué comer en Valencia: Platos típicos

Lo hagas como lo hagas, veas lo que veas, no te vengas de Valencia sin disfrutar de la gastronomía. La paella, auténticamente valenciana, es uno los platos más internacionales de la cocina española, si no el que más. Eso sí, hazlo bien. Nada de paellas precocinadas estándar en cualquier bar, pruébala como se merece, en aquellos lugares que respetan ingredientes y preparados de arroz como solo los valencianos saben hacer. Directo al Paladar sugiere unos cuantos.  

La hora de la merienda será el momento ideal para disfrutar de una horchata (zumo de chufa) en alguna cafetería, sea por el centro o con vistas al mar. En general, las tapas y platos que tengan como protagonistas a las frutas y verduras de la rica Huerta de Valencia, como las naranjas, enriquecerá tu experiencia.

qué comer en valencia

Qué ver en Valencia con niños

Los niños podrían disfrutar también de los paseos por el casco histórico valenciano pero, si prefieres no correr riesgos y/o huir del calor, aquí te dejo algunas sugerencias. De hecho, son también imprescindibles en la ciudad, se viaje o no con niños

Ciudad de las Artes y las Ciencias

Su arquitectura futurista se ha convertido en santo y seña de la ciudad. Poca gente que visita Valencia no la contempla entre su(s) jornada(s). El anterior es el nombre que se da a un conjunto que alberga cuatro edificios gigantescos.

El Oceanogràfic es el acuario más grande de Europa, con 500 especies diferentes de los mares y océanos del planeta. El Museo de las Ciencias Príncipe Felipe acerca al visitante de forma interactiva a aspectos de la vida, la ciencia y la tecnología, desde un punto de vista evolutivo. El Palau de les Artes Reina Sofía acoge sala, aula y auditorio, más un teatro anexo, donde tienen lugar teatros, óperas o musicales.

El Hemisfèric, por su parte, es un gran edificio con cubierta que alberga una sala de proyecciones, rodeado por un gran estanque. También destaca en el complejo el Puent L’Assut D’Or, una gran pasarela entre el Museo de las Ciencias y el Oceanogràfic, así como el Ágora.

Todo el impresionante conjunto fue diseñado por Santiago Calatrava, un arquitecto, ingeniero y escultor también valenciano, laureado en todo el mundo. Sin duda, los más pequeños disfrutarán mucho en su interior, sobre todo en aquellos grandes espacios que albergan animales.

qué ver en valencia

Bioparc Valencia

Si se quedan con ganas de más, o hay más días para visitarlo, este gran parque zoológico tampoco les dejará indiferentes. Muestra fauna y flora africana, como leopardos, leones, jirafas o rinocerontes, en un entorno que se asemeja mucho a su hábitat.  

Las playas de Valencia

La playa siempre es buen plan para los más pequeños, más aún si es verano. No hay verano sin conexión de los informativos nacionales con algún reportero en La Malvarrosa, la más famosa, por las altas temperaturas que se alcanzan o por lo concurrida que está la misma. Si vas en julio o agosto, vete temprano para coger buen sitio, aunque es bastante amplia. También la playa de El Cabanyal, cerca del centro.

La jornada de playa puede ser buen momento para degustar esa rica paella.

Fallas de Valencia

En marzo se celebran las Fallas, que también es una de las fiestas más emblemáticas de España. Por unos días, la ciudad se llena de efímeros y espectaculares monumentos, que suelen hacer referencia a algún tema de actualidad, hechos en materiales que luego arden con facilidad. Y es que con la cremà (la quema), el acto que cierra las fiestas, todo desaparecerá.

Los niños disfrutan tanto como los adultos de los actos falleros más emblemáticos, como la exposición del Ninot (de muñecos), las cabalgatas o los castillos de fuegos artificiales. Es más, hay momentos en los que se convierten en protagonistas, como la mañana de la Plantà, en la que se erigen los monumentos falleros infantiles.

Sin embargo, el ruido y el componente de riesgo que implican actos como la Mascletá, hacen que sea imprescindible la precaución.

fallas de valencia

Cosas que ver en Valencia y alrededores

Si vas con tiempo de hacer una excursión, hay opciones para ti, dependiendo de si eres un amante del sol y la playa, de otros entornos naturales o de monumentos históricos.

El Parque Natural de la Albufera

Una zona húmeda de gran valor ecológico y social, puesto que de ella depende parte de la producción de pescado y arroz de Valencia. Puedes ir con un autobús urbano (gratis con la Valencia Tourist Card) o con un bus turístico previamente concertado.  

El Monasterio de Puig

Está a pocos kilómetros de la ciudad, y es un edificio de origen medieval que tiene visitas guiadas de martes a sábado.

Xàtiva y otros pueblos

Xàtiva posee un rico patrimonio del que destaca su castillo, su colegiata o su monasterio, entre otros. Sagunto muestra su pasado a través del Castillo, el Teatro Romano o el Barrio Judío.

Cullera, Gandía, Chulilla, Bocairent o Alpuente, son otros pueblos con encanto de la provincia valenciana.

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESA LEER:

Y tú, ¿vas a visitar próximamente Valencia y ya tienes planificada tu visita turística?, ¿incluirías algo más en esta guía para hacer turismo en Valencia? Te animamos a dejar tus impresiones en la zona de comentarios.