Saltar al contenido

Viaje a la isla de Tabarca: Cómo ir, qué ver y dónde dormir [+ OFERTAS]

El viaje a Tabarca es imprescindible si pasas unos días por la Costa Blanca. No te quedes solo con la experiencia de la playa y de los cientos de atractivos turísticos que ofrecen ciudades grandes como Benidorm. La zona también posee una belleza natural singular que te invitamos a descubrir.

Tabarca es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana, y cuenta con patrimonio arquitectónico y natural que bien merece un viaje. Hay varios puertos en ciudades costeras de la provincia que te dejarán en la isla tras disfrutar de un paseo por el Mediterráneo. Durante el mismo, podrías avistar fauna marina como los delfines, por lo que los niños disfrutarán especialmente el trayecto.

Índice

    Dónde está la isla de Tabarca

    La isla de Tabarca se encuentra a unos 22 km de la ciudad de Alicante, y a unos 8 km del puerto de Santa Pola.

    dónde está la isla de Tabarca

    Es la isla más grande de la Comunidad Valenciana, y se erige sobre las aguas del Mediterráneo en una zona de gran valor natural por su contexto geológico. Se localiza sobre las zonas internas de las Cordilleras Béticas, cerca de las externas.

    Las aguas que rodean la isla conforman una reserva marina que fue declarada como tal en 1986, convirtiéndose en la primera de España en tal categoría.

    Es un lugar de refugio para la flora y la fauna marina, como el mero, el dot, el cherne, la dorada y el pargo. También hay una abundante población de erizos y estrellas de mar, cangrejos, esponjas y caracolas.

    Cómo ir a Tabarca: excursión en barco

    cómo ir a la isla de Tabarca

    Para llegar a Tabarca, tienes que hacerlo por barco.

    En cuanto a ferrys tienes varias opciones, como hacerlo en una tabarquera con visión submarina que te dejará en la isla en media hora, o bien ir en un barco monocasco o catamarán con bar a bordo.

    Tanto el transporte como el trayecto dependerán de tu punto de partida, por lo que repasamos las diferentes opciones a continuación.

    • Si quieres llegar en coche a los puertos de salida que te comentamos, ten en cuenta el aparcamiento. En verano deberías llegar temprano porque se suele llenar pronto.
    • Para viajar en barco es recomendable que lleves accesorios de protección solar como gorra, gafas de sol y protección SPF 50.
    • Si viajas con niños o con adultos que suelen marearse, toma algún medicamento específico como la biodramina entre una y dos horas de que se inicie el trayecto.

    Ferry desde Alicante

    Desde Alicante puedes viajar en un ferry con visión submarina y bar. Llegarás a la isla en menos de una hora, y tienes varios horarios a escoger por la mañana.

    El precio es de 20 euros para adultos, y los niños de 0 a 4 años no pagan.

    Revisa las mejores ofertas de ferry a la isla de Tabarca desde Alicante aquí.

    Desde Santa Pola

    Su puerto es el que queda más cerca de la isla, así que las opciones para llegar se multiplican y resultan más económicas. Podéis ir tanto en catamarán con visión submarina como en una lancha rápida por 10 euros, o 9 euros en el caso de los niños.

    Empresas como Civitatis ofrecen actividades más completas para tener una experiencia inmersiva en la isla. Una de sus propuestas es completar la excursión con una sesión de snorkel que te permitirá descubrir su fondo marino, aunque puedes contratar la excursión en barco a Tabarca desde Santa Pola sin la actividad de snorkel adicional. Tú eliges.

    La empresa suministra el equipo de snorkel y un instructor que te ayudará a diferenciar las especies de animales y plantas marinas de un espacio protegido tan valioso.

    Desde Benidorm

    Benidorm queda más lejos de la isla, así que las opciones de acceso a ella están explotadas por operadores privados que ofrecen paquetes muy completos. Uno de ellos es Civitatis, que ofrece una excursión conjunta que incluye Tabarca y el palmeral de Elche.

    Se inicia en la avenida de Europa de Benidorm, llega hasta el puerto de Santa Pola y luego a la isla en solo 20 minutos. Incluye visita guiada por Tabarca, unas horas de tiempo libre y el posterior recorrido por uno de los palmerales más grandes del mundo. La vuelta a Benidorm es a las 21:30 h.

    Desde Torrevieja

    Puedes llegar hasta Tabarca desde Torrevieja en un catamarán con capacidad para 150 pasajeros, visión submarina y servicio de bar. El trayecto dura menos de una hora y tienes horario fijo de idea y vuelta: a las 10:45 y a las 18 h.

    En cuanto a precios, es algo más caro que en Alicante. Los adultos deben abonar 24 euros, y los niños de entre 3 y 10 años 17 euros. Solo los pequeños entre 0 y 2 años están exentos de pago.

    Ofertas para ir a Tabarca: mejores precios

    Algunos operadores de la zona ofrecen paquetes turísticos que incluyen la visita a Tabarca desde alguno de los puntos anteriores, además del almuerzo. Si no tienes previsto hacer noche en la isla, puede ser interesante optar por una oferta a Tabarca en barco y comida. En algunos casos se ofrece también la opción de alquilar material de snorkel.

    Dependiendo de la experiencia por la que te decantes, el menú puede incluir como plato principal el caldero de Tabarca. Es un arroz caldoso con pescado tipo gallina y patatas al que también se le pone alioli.

    Excursión a Tabarca: qué ver y hacer

    qué ver en Tabarca

    Es una isla pequeña y plana en apariencia que, localizada sobre las Cordilleras Béticas, alberga tesoros escondidos. Se cree que los griegos la llamaron Planesia y los romanos Planaria, mientras que el geógrafo árabe Al-Idrisi menciona en sus documentos una derivación del primero.

    El mismo Estrabón incluyó en sus crónicas la existencia de una isla con escollos que han dado pie a teorías de naufragios en época romana. Podrían explicar la presencia de restos de naves romanas halladas en las cercanías de la isla, aunque se han encontrado otros como los restos de una necrópolis.

    Pero la mejor manera de conocer la historia de un lugar es visitarlo y admirar sus edificios emblemáticos y su entorno natural. Una vez estés en Tabarca, ¿qué hacer? Repasamos las opciones a continuación:

    1. Bucear por la reserva marina

    Hemos insistido en la belleza natural de la isla, pero cuando estés allí será el momento de admirarla. Dado que hablamos de una reserva marina, la pesca está regulada y las especies campan a sus anchas por el agua.

    Podrás admirar las grandes praderas de posidonia, cangrejos, pulpos o erizos. Incluso podrás acceder a la cueva de Llop Marí, en la parte suoreste. En torno a ella circula una leyenda que se remonta a mediados del XIX, y que cuenta la trágica historia de una pareja de lobos marinos.

    Otros puntos interesantes para hacer snorkel son la Cala del Francés y la roca negra del Escull.

    2. Relajarte en una cala

    Las vacaciones no tienen por qué incluir actividades de aventura si lo tuyo es relajarte al sol y desconectar durante horas escuchando el mar de fondo. Es una opción que también tendrás cubierta en Tabarca.

    Para una jornada ideal en familia, tienes la playa a solo unos pasos del puerto. Si quieres más intimidad y sosiego, la isla está llena de recovecos que explorarás más fácilmente desde el mar. En un barquito pesquero o haciendo snorkel podrás acceder a lugares donde no habrá prácticamente nadie.

    3. Recorrer el pueblo

    Sus orígenes se remontan hasta el siglo XVIII. Mucho antes, a principios del siglo XV, se propuso organizar un sistema defensivo en la isla que ayudara a resistir los envites belicosos de los corsarios berberiscos. Venidos desde Argel, establecieron base en la isla para atacar el Campo de Alicante y el Bajo Vinalopó. Felipe III también contempló la idea de construir una fortificación en la isla, pero hasta 1760 no se construirían.

    Atrás quedaron las empresas militares en las que se quería envolver a la isla, y lo que hoy queda es una pequeña población de casas blancas en las que se respira un eterno olor a mar. Su edificio más emblemático es la iglesia de San Pedro y San Pablo, que data del siglo XVIII. Podrás llegar hasta ella recorriendo las viejas murallas que bordean la isla, con sus bonitas puertas.

    4. Pasear hasta el faro

    La isla está dividida en dos partes: la más pequeña es donde se concentra el pueblo y los principales atractivos, y a través de una lengua de tierra que discurre junto al puerto se accede a la zona deshabitada. Si te gustan las actividades al aire libre, como caminar o correr, presenta un recorrido ideal.

    No perderás de vista el mar a través de sus senderos abiertos entre la vegetación autóctona, que te dará para más de una bonita foto. Puedes acercarte a contemplar la torre defensiva de San José y el faro. También se extiende en esta parte de la isla el antiguo cementerio.

    5. Visitar el Museo Nueva Tabarca

    Se inauguró en el año 2004 en el antiguo edificio de la Almadraba, es decir, el almacén que da soporte a la pesca del atún. Tiene dos salas. Una de ellas expone contenidos audiovisuales que explican la relación entre el hombre y el medio marino, poniendo el acento en la riqueza patrimonial de la isla y en su cultura.

    La otra sala también difunde el valor de Tabarca, tanto geográfico-geológico como medioambiental, histórico y etnográfico. Se exponen restos de época romana, planos y fotografías, además de artes de pesca especialmente relacionadas con la pesca del atún.

    En esta segunda sala, el museo también ofrece un punto interactivo para realizar visitas virtuales por la isla y conocer el fondo marino. Si no tienes previsto hacer snorkel, puede ser una buena alternativa.

    Mejores hoteles para dormir en Tabarca

    dónde dormir en Tabarca

    Si quieres explorar la isla tranquilamente y sin prisas, reserva en alguno de sus alojamientos. Algunos de los mejor valorados son los siguientes:

    • Hotel Boutique. Tiene tres estrellas, aunque los servicios de uno de cuatro. Se ubica dentro de los muros de la antigua fortaleza de la Casa del Gobernador, que data del siglo XVIII.
    • Hostal Masin. Está ubicado a solo dos minutos de la playa, y a cinco de las murallas y de la iglesia. Algunas de sus habitaciones ofrecen vistas al mar, y la cafetería está abierta todo el día.



    Booking.com

    En definitiva, la visita a la isla de Tabarca es una actividad imprescindible en tu viaje a la costa alicantina. Es una manera de conocer su increíble patrimonio natural, ya sea en una visita de ida y vuelta o reservando alojamiento en la isla. Puedes llegar desde diferentes puertos de la provincia y reservar un paquete que te ofrezca una experiencia completa.