Saltar al contenido

Islas griegas más bonitas: ¿Cuál vas a visitar?

Esos pueblecitos de blanco impoluto, bañados por aguas cristalinas y donde las puestas de sol parecen  un pequeño milagro de la naturaleza son una de las imágenes más típicas del Mediterráneo. Las islas griegas más bonitas ofrecen, en muchos casos, estampas que hacen honor a esa imagen de un Mediterráneo ideal, y sin duda, quien las visita termina por enamorarse de ellas.

Conozcamos los nombres de algunas de estas islas que representan, en buena medida, el prototipo de una cultura.

Islas griegas más bonitas para visitar

Santorini

No por ser la isla griega más conocida deja de ser la mejor elección posible para comenzar este repaso por las islas griegas más bonitas. Santorini es el destino perfecto para quienes busquen la anteriormente descrita imagen de casitas blancas, mar turquesa y románticas puestas de sol, todo ello aderezado además con un puntito canalla en su ambiente nocturno, lo que la hace el lugar de vacaciones ideal .

la isla griega más bonita

El origen volcánico de Santorini queda patente en sus playas de arena negra, las cuales contrastan con unas aguas de un azul sobrecogedor o con la cal de las casas de Fira, un pueblecito desde el cual gozar de unos atardeceres de película.

Mykonos

El nombre de Mykonos  resulta, para muchos, sinónimo de fiestas locas que continúan en Paradise Beach hasta mucho después de que haya salido el sol. Y aunque su  fama como destino ideal para aquellos que buscan playa, sol y diversión está más que bien ganada, este turismo no ha dañado la belleza natural de la isla.

islas griegas bonitas

 

Y es que Mykonos conserva todavía ese encanto de una isla de pescadores, donde sus pintorescas edificaciones emergen en torno a intrincadas callejuelas y siempre con el mar Egeo como telón de fondo.

Gavdos

En contraposición a la masificación de Mykonos, encontramos el encanto solitario de Gavdos, la isla más meridional de Europa y cuya mejor vía de acceso es un barco que tarda dos horas desde Creta. Así, no es de extrañar que se haya preservado como un lugar de fuertes tradiciones donde los amantes de la naturaleza encuentran un entorno perfecto

las islas griegas mas bonitas

Pocas infraestructuras turísticas pueden encontrarse en esta isla, famosa por sus preciosas playas, de las que casi cuatro quintas partes de las mismas son naturistas.

Paxos

Otro oasis para aquellos que buscan la tranquilidad es Paxos, donde pueden encontrarse playas de aguas transparentes como Kipiadi (accesible sólo en barco) o Sterna, .Uno de sus grandes atractivos es disfrutar de una experiencia gastronómica inolvidable en los restaurantes de Gaios, su principal población, donde los frutos del mar son llevados directamente del barco a la mesa.

las islas griegas más bonitas

Durante el día, la isla muestra algo más de actividad, debido a los grupos de turistas que llegan desde la cercana Corfú, pero por la tarde, cuando el último ferry sale de vuelta, Paxos se ve envuelta en una atmósfera casi mágica que invita a sentarse en alguna de sus tabernas junto a sus habitantes locales y compartir con ellos una animada conversación regada con ouzo.

Milos

La celebérrima Venus de Milo tiene su origen en esta isla griega, donde fue encontrada hace casi dos siglos por un campesino local. Aunque, por supuesto, esta no es ni mucho menos la única belleza que encerraba Milos, la cual tiene más que bien ganado su lugar entre las islas griegas más bonitas.

islas griegas mas bonitas

Sus más de 70 bahías son capaces de competir en belleza con cualquier playa del continente, aunque especialmente recomendable resulta hacer una parada en playas como Sarakiniko, Papikinou, Papafragas o Pollonia.

Tilos

Alejada por completo de los circuitos turísticos, encontramos la pequeña y remota isla de Tilos, lugar donde incluso en pleno Agosto es posible disfrutar de playas desiertas  y un paisaje natural espectacular en el que sólo hay sitio para la paz y el sosiego.

islas griegas más bonitas

A pesar de que muchos viajeros se acercan a Tilos por sus playas de piedra, lo cierto es que el encanto de la isla va mucho más allá del lugar donde el mar y la tierra se unen. Sus laderas y remotos caminos bien valen una sesión de trekking con la que disfrutar en plenitud de la naturaleza.

¿Quieres leer más artículo de viajes? Mira, mira:

Ese Mediterráneo de película tantas veces soñado existe realmente. Ahora que conoces algunas de las islas griegas más bonitas, ¿Te animas a visitarlas?